2ª PARTE de CARTA DE EINSTEIN A … : IMPORTANTE LEGADO A LA HUMANIDAD : EL MIEDO FRENTE AL AMOR

Publicado: 07/08/2014 en Ciencia y Espiritualidad
Etiquetas:, , , , , ,

                                 Todo en la existencia es cambiante, nada permanece igual. Los cambios se dan siempre lo queramos o no. A veces estos cambios parecen obedecer a las circunstancias presentes y acontecimientos fortuitos, y parecen, por tanto, estar fuera de nuestro control. Nada más lejos de la realidad, nosotros creamos los cambios; queriéndolo o sin querer propiciamos el devenir de la Historia y el acontecer de la vida.

     Hay dos formas de incidir en el cambio y el futuro que proyecta. O lo hacemos con consciencia e intención o en forma subconsciente y sin intención. La primera opción es con la que opera quienes “mandan” creando la realidad que desean, también generan cambios los que desde una conciencia despierta, sintonizan y son dueños del poder interno que rige su vida. La otra alternativa, está en esa mayoritaria silenciosa dormida que participa en los cambios sin control personal, al dictado de  quienes les maneja desde distintas estancias de Poder.

      El Mundo, casi siempre, fue conducido por el poder del más fuerte, triunfador de conflictos y guerras. En medio de las tribulaciones beligerantes en toda cultura brotaban principios y valores de seres con conciencia superior en pro del entendimiento, la paz y el amor. Pero, ineludiblemente, la fuerza primaria e instintiva fue la que impuso su ley. Esta casta, desde su torre de poder, con disfrutes y privilegios, ordenaba y mandaba, en tanto el pueblo, vasallos, villanos o ciudadanos fue siempre carga y dinamita para el cañón.Dibu

      Reflexiona y respóndete tú mismo a la siguiente pregunta  ¿Cual es la fuerza motriz que impulsa a esos jefes, líderes o héroes, audaces, rudos y agresivos a poner en juego la vida de sus súbditos y la propia en las guerras, era el Amor o era el Miedo? Esas dos son las energías que mueven la Vida y el Mundo. Objetará alguno en pro del Poder como energía, el Poder es solo el instrumento para ejercer el mando; también otros argüirán sobre ambición, avaricia o cualquier otro aspecto de la personalidad, más eso son sólo factores secundarios añadidos. Convendrás conmigo, a poco que reflexiones, que la fuerza motora que les impulsa en pos del Poder, era y es, el Temor y el Miedo, el miedo al otro: contendiente, rival o enemigo.

        El Poder siempre tuvo dos frentes abierto a controlar: el externo y el interno. Uno, el exterior le abocaba a las guerras por la supremacía y por la posesión de riquezas; el otro, el interno al imperio, pueblo, cultura o religión que le empujaba a conducirles y manejarlos. En ambos caso, tanto en la alerta a lo viene de fuera, como en el control de lo que procede de dentro, es el Miedo la emoción que domina  su obrar.

     Decir que los héroes luchaban impulsados por el miedo es en apariencia un error, más, su gran valor surgía de la imperiosa necesidad de dominar el miedo. El torero declara, con honestidad, que ellos se reafirman al enfrentarse al miedo. No obstante no hablo solo de esos lideres carismáticos, hablo de la cohorte de reyes, gobiernos y poder de forma genérica que en el fondo de ellos mismos están encadenados al Miedo al Otro, Enemigo u Opositor.

     Y como el pueblo no podría aceptar que ese “otro yo” propio, social y colectivo llamado Nación, Patria o Estado este cuestionado por el Temor y Miedo, los poderes, relegan al olvido esta fuerza motriz y enaltecen los valores e insignes acto a través de la cultura a un orden elevado por el que las masas se  sientan orgullosas de sacrificar sus vidas.

     Ahora veamos la energía Amor-Miedo desde el prisma interno humano. Tanto en la naturaleza esencial del dirigente, como en la del dirigido las energías latentes son las mismas. En realidad sólo hay una gran energía en todos: el Amor. Más, cuando nos somos capaces de vibrar y sintonizar con la energía suprema que da coherencia, paz y armonía a la vida, esta es relegada por el ego y caemos en la trampa de reactivar sin intención, ni conciencia esa nefasta emoción al contrapuesto sucedáneo del Amor.

     Alguno de los atributos del Amor son lucidez, claridad e iluminación, por el contrario, el Miedo íntima solido con la oscuridad, el oscurantismo y lo tenebroso, es por eso qué partiendo de cual de las dos energías dirija nuestras vidas desarrollaremos en la realidad cotidiana la creatividad enmarcada por una o la otra emoción.

     Los Grandes Hombres que desarrollaron la energía del Amor en su máxima expresión y potencialidad evolucionaron a altos niveles de conciencia y, transcendiendo, crearon variadas corrientes espirituales. Así en diversas épocas y latitudes de la historia y del mundo estos Avatares alumbraron los pasos de sus congéneres, aportando a la cultura sabiduría y el ejemplo de sus vidas.

     Sin llegar al excelso camino que mostraron estos significativos Hombres, en manifestaciones de amor más común y corriente, la cultura se revela como un medio para aquilatar y purificar el Poder del gobernante, forzándole a la equidad. Un pueblo que sabe, culto y sabio, no se dejará domeñar y reducir por sus dirigentes. El Poder, defendiendo su subconsciente miedo a la plebe, y “temiendo” perder el control reacciona ante la demanda de Cultura, negándola desde tiempos inmemoriales; lo siguió haciendo en tanto pudieron; llegado el momento que no les quedó más remedio que hacer concesiones, cedieron en la medida que la cultura proporcionada, la precisa, fuese útil para ellos; la adecuada para manejar y engrasar la maquinaria puesta en juego, esto es su propio Sistema político, económico, social y religioso.          Quien desee profundizar más en este tema puede ver el pps:  LA EDUCACIÓN PROHIBIDA en:  http://www.mispps.com/reflexion/la-educacion-prohibida-5-a-parte-de-transformacion-o-autodestruccion-16446/msg65263/#msg65263

     Para manejar las doctrinas de Amor y Sabiduría sembradas por los Avatares del espíritu qué, en germinando en las conciencias les vaciaría de poder, la táctica a emplear a fin de mantener su estatus es simple: basta darles el “abrazo del oso”. La clave está en acoger a la más asequible, ofrecerle poder y encumbrarla; una vez dentro del mismo paradigma, es fácil controlar y corromper tal Poder Espiritual. A otros, más ortodoxos y fieles al mensaje del Maestro, en cambio perseguirles y aniquilarles etiquetándolos como idolatras.     Quien desee profundizar más en el tema puede ver el pps CRISTO, CRISTIANISMO Y RELIGIÓN  1º LA HISTORIA: http://www.mispps.com/reflexion/cristo-cristianismo-y-religion-1o-la-historia/

     Elevados al Poder en el orden de lo espiritual, manejar a sus fieles es como “coser y cantar”, tan sólo hay qué conceder crédito a su máximo representante como el vinculo de conexión con Dios. Esto concede a “Este enlace” y “a la camarilla” que le sustenta la capacidad de interpretar y recrear las leyes “divinas” que deseen y consideren oportunas para pastorear al rebaño.

    La palabra del líder espiritual es Palabra de Dios, es incuestionable y dudar de ello es motivo de excomunión y condenación, esto a pesar de que tal mensaje no resista la más sensata y honesta aceptación. Inculcar creencias que aten a los hombres en sentimientos de culpas y maldades inherentes a su herencia, no ya genética sino de especie, añadidos a los errores o “pecados” que por su condición humana pueda acometer les hará sentirse, como así recomiendan vivirlo en “este valle de lagrimas”. Estas crueles sentencias es lo mas apropiado para encadenar al hombre al Temor y al Miedo de por vida.  Esto es encumbrar la maldad como instrumento necesario de regeneración.  

     Castrar y condenar, con saña y ahínco, la apetencia natural y humana de sexualidad, con el consiguiente trauma psicológico y reactivo que su privación provoca como necesidad biológica del cuerpo, es un inmejorable instrumento para atenazar al Hombre de modo imborrable al pecado y a la perversidad. Esto, tal y como lo cuento, a la vista del presente, puede parecer fuera de lugar, pero si se mira la historia toda desde cuándo, cómo y por quien fue impuesto se ve que es un daño inconmensurable que atenazo e hizo del hombre un individuo infinitamente peor de lo que podría haber sido.   

      Me revuelve incidir de nuevo en contra de las Religiones, pues se de la crispación, del rechazo y del dolor que despierta en los fieles a las religiones. Pero, aún con pesar por ellos, considero primordial e imperativo que se afronte este reto íntimo y personal. Estas creencias ya han sido superadas por muchos, pero aún lastran de forma inconsciente a gran parte  de la Humanidad. Considero que las creencias inoculadas son un grave hándicap en el crecimiento y evolución del Mundo.

     Sirva decir algo en favor de la Religión: y es que sin la Institucionalización de la Iglesia no se habría producido ese rechazo y rebelión de la parte más culta y evolucionada de la Humanidad contra ella, y en consecuencia no se habría fraguado la concepción materialista (tristemente atea) y pragmática del Mundo, que sin duda proveyó el desarrollo de la ciencia y tecnología que posibilitaría un Mundo materialmente mejor  e intercomunicado, finalmente, en lo que hoy llamamos la Aldea Global. Todo este proceso hace posible que la evolución de la Humanidad pueda ser total, pues no es posible la transformación parcial de una parte dentro de un todo involutivo, al menos en el plano de lo material. Sopesando la obra de la Iglesia: Es principio cierto, el que dice que todo cuanto acontece es lo más apropiado y necesario al crecimiento y evolución, sea esto doloroso o satisfactorio.

     No quiero tampoco ensañarme con el Poder Civil, a pesar de que me lo pida el cuerpo. Ellos son victimas atrapadas en el apego, en la dependencia al poder y a la posesividad que les crea un vacío alienante en sus almas y en sus vidas. Cogidos en los sutiles temores subconscientes que les incita a controlar todo para sentirse seguros ante la masa que les aborrece, y conscientes de que si perdiesen el control sobre ella esta  podrían aniquilarles en cruenta y justa revancha. Los gobiernos deshonestos, la corruptela y el cúmulo de acciones viciadas derivan su conciencia a una conciencia pervertida, degenerada y mala en los valores y en los principios básico en mayor medida que la conciencia de sus gobernados. Muestra evidente de esto es ver en el estado en que se encuentra las clases dirigentes y los gobiernos del Mundo. 

     Si rechazas quedar atrapados en las emociones reactiva que su proceder genera en ti, podrás discernir con lucidez que esa élite, a pesar de su sórdido y demencial gobierno, digna de todos los atributos pérfidos que sintamos cierto, son sólo unos pobres diablos, desgraciadas y abyectas victimas de la más grave enfermedad que se puede adueñar del hombre. Lo más peligroso de esta enfermedad, gangrenada en el Poder, es que no sólo les infesta a ellos, sino que la propagan y extienden a todo el mundo, queriendo y sin querer.

     Cuando ponderamos que disponen de todo y nosotros no, lo que estamos acentuando, es el deseo subconsciente de ser como ellos; en el fondo y sin darnos cuenta, para nosotros, no sólo es el tirano a derrocar, es también el modelo subconsciente a suplantar. Y es que tristemente estamos incubados en el mismo paradigma que ellos aún muchos. Todas las revoluciones ejecutadas desde la violencia y la crueldad están enmarcadas por esta limitada conciencia de Ser, y se alimenta del mismo paradigma, el Miedo.

     Dice mucho y bien de Occidente, la punta de lanza evolutiva, al manifestar y demandar la revolución pacifica, mostrando que esta es una cuestión de Conciencia y de Ser. Esto es el intuitivo impulso de transformación y evolución al paradigma del Amor (lo común), alejado de su antagónico Miedo (lo mío) que esta emergiendo en el Hombre. Cuando comprendemos, compadecemos y sintonizamos con la desgracia ajena del que sufre de penurias y carencias, hambre y sed de justicia estamos abriendo la puerta interna y externa al Amor, estamos transformando el paradigma interno, estamos obrando el milagro de transformar el Mundo.

     Hay una trampa en la percepción de la que apenas somos conscientes, y es qué, sin darnos cuenta, equiparamos posesión y bienestar material con la felicidad. A veces, viendo documentales en que aparecen niños desarrapados e indígenas que solo disponen de lo básico para su manutención podrás ver y sentir como irradian una felicidad que en Occidente, con el zurrón rebosante de cosas carecemos. Seria loable y benéfico separar y distanciar esta errónea identificación del apego materialista a la posesión y al consumo sobre dimensionado de la felicidad, pues, sin caer en la cuenta, en pro de buscar y anhelar una buscamos y caemos en la lucha por la otra. 

     Si analizamos en torno al asombroso espectáculo de podredumbre, corrupción y descomposición social y política de las élites que nos gobierna, descubrimos que no acontece nada realmente nuevo, lo que de verdad es nuevo, es nuestra conciencia de lo descubierto y revelado. Hace tan sólo, 20 0 30 años atrás pululábamos por la vida crédulos y confiados en nuestra instituciones todas. Hoy se descubren verdades oculta que ignorábamos. Si la luz iluminó la oscuridad, es nuestra percepción sobre ello lo único que cambio. Ahora quien quiere verlo puede ver las vergüenzas que esconde nuestro Mundo. La Revolución de la Información escapando al control del Poder nos habilita a la luz, a la lucidez, a alumbrar la oscuridad que esconde el miedo y el temor, el de ellos y el nuestro. La luz nos aboca y enfrenta a todos a ser responsables.

     Hay quienes sostienen que el Hombre no ha evolucionado nada a lo largo de los siglos. Lo cierto de esta aseveración es qué en esencia la naturaleza básica y biológica nuestra es la misma. Pero, desde la prehistoria hasta el hombre actual la realidad física y material de Mundo no es la misma, de un entorno natural virgen e inmaculado el hombre la ha transformado. Se dirá que hemos ha degenerado el medio, es cierto en gran medida, pero también es cierto que lo ha recreado a su voluntad, genio o capricho, haciéndolo dócil y manejable a sus necesidades e intereses. Otra cosa es lo acertado o erróneo de su creación. Para hacer esto, es incuestionable que hubo de evolucionar en diversos aspectos de su naturaleza y de sus potencialidades. Lo hizo en el aspecto individual pero también en el colectivo. De las guerras ciegas en que las masas eran la carne de cañón y su subsistencia era muy primaria, se pasaron de regímenes absolutistas, a parlamentarios, y democracias; de los pueblos emergieron las burguesías, de estas las luchas proletarias. Las revoluciones alzaron a los pueblos contra las injusticias, lamentablemente estos primeros atisbo contra el poder, bajo los mismos paradigmas sembraron de horror y muerte la vida y no reportaron todo lo que prometían traer: libertad, fraternidad y justicia o la anhelada igualdad que inhibió la libertad. Aunque estas y otras revoluciones posibilitaron un mundo de mayor bienestar para los pueblos.

     Hacer un canto a la evolución Humana en el momento actual puede parecer atrevido, más, son los tiempos de crisis, tribulaciones y desolación los que determinan que se produzcan cambios. Y la tormentosa situación y callejón sin salida en que se encuentra la humanidad, no deja más opción que la autodestrucción o dar un salto evolutivo sin precedentes. Las energías enfrentadas que abanderan e idealizan ambos frente, el Miedo o el Amor, decantaran el salto al vacío o a la integración. A la victoria de una u otra alternativa, no somos ninguno ajeno, ni espectadores, la respuesta que se dé está en ti y en está también en mí.    

     No me voy a apoyar en ningún pronóstico apocalíptico, ni en ninguna de las múltiples predicciones que se hicieron y se hacen, pero, como ya destaque en otro pps dedicado al tema, los tiempos que vivimos son el escenario perfecto y propicio para dar el mayor salto evolutivo que la especie humana haya dado  jamás.  La trayectoria del Hombre en el planeta, su pasado evolutivo, la certificación científica de la espiritualidad y transcendencia de la Vida, todo, todo esta maduro para dar el gran salto cuántico que debemos dar en nuestra condición de seres conscientes para evolucionar como especie. Evolución que habilitará un modo de vida como demandaba el Gran Maestros cristiano del Amor mutuo y fraternal y en colaboración de todos hacer de la vida algo digno y hermoso de vivir.

   Conscientes de los paradigmas en que hemos vivido tanto tiempo de Temor y separación debemos abrirnos a la energía, que El mismo Einstein definió como la más poderosa  y que anida en nuestra alma: el Amor, esperando a ser  alumbrada.     

Eves

    Si prefieres puedes descargarte un pps con esta entrada: CARTA DE EINSTEIN A SU HIJA – IMPORTANTE LEGADO A LA HUMANIDAD 2ª Parte sl

Anuncios
comentarios
  1. […] 2ª PARTE de CARTA DE EINSTEIN A … : IMPORTANTE LEGADO A LA HUMANIDAD : EL MIEDO FRENTE AL&nbs… […]

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s