RELIGIONES, FANATISMOS Y ESPIRITUALIDAD – ¿QUE MENSAJE ENCIERRA LA SEGUNDA VENIDA DE CRISTO?

Publicado: 13/11/2014 en Ciencia y Espiritualidad
Etiquetas:, , , ,

RELIGIONES, FANATISMOS Y ESPIRITUALIDAD

¿QUE MENSAJE ENCIERRA LA SEGUNDA VENIDA DE CRISTO?

     La espiritualidad es la propiedad innata del Hombre, que le diferencia y conduce a no ser gobernado sólo por el animismo animal de deseos, caprichos y tendencias instintivas propias del cuerpo físico. De hecho no somos el cuerpo de un animal con dotación espiritual, somos por el contrario, antes que eso, seres espirituales habilitando cuerpos físicos.

       El cuerpo físico podemos equipararlo a un coche, el más perfecto que podamos imaginar, dotado del mejor ordenador, que ejecutará todo lo que proceda hacerse con él. ¿Podemos concebir ese vehículo funcionando si no dispone de un programa que lo haga moverse? Cierto que el programa es algo físico, pero los programas necesitan de una conciencia que diseñe y elabore la programación que moverá el auto, y esta conciencia no es nada físico.Dibujo 3

     Lo que anima (alma) a ese organismo físico es el espíritu superior (espiritualidad) que guía la presencia física, sin la cual sería un animal irracional más. Atribuir que la conciencia anidada en la espiritualidad está en la mente como órgano físico, o en el cerebro  es propio de la mentalidad arcaica anclada en el conocimiento científico mecanicista de la física del modernismo, la ciencia avanzada ha desautorizado  en lo relativo a estos temas  a Newton.

     Deviene el conflicto de la libertad que goza el Hombre que le capacita de poder elegir el experimentar la realidad que desea recrear en la vida física. Desde esta premisa de libertad, se puede programar la mente desde los deseos e instintos básicos vinculados a los cinco sentidos, recreando experiencias egocéntricas o podemos hacerlo desde la conciencia superior que nos sintoniza con la espiritualidad afín a nuestra esencia recreándose con ello paz y armonía.

      La Ciencia tiene claro que lo que interactúa, gobierna y pone en marcha la materia, fría e inerte es la energía. Y el conductor que canaliza esa energía a través del espíritu es “la conciencia”. Esa energía, la más poderosa de todas, es el Amor.

    Por desgracia esa energía desde la “inconsciencia de conciencia” la adulteramos transformándola en energías negativas para la vida y para el hombre.

    Hago esta introducción, innecesaria para muchos, necesaria para bastantes más, que dormitan bajo el paraguas materialista de Ciencias obsoletas y el rechazo a Religiones corruptas. Pero lo hago sobre todo, en este pps, para dar base y fundamento a los graves errores y perversiones que anidan en la religiosidad imperante. El religare pernicioso de las Religiones es lo que más daño ha hecho al Hombre y a la Humanidad.

   Desde ya aconsejo a los fanáticos de las religiones que se abstenga de seguir leyendo si quieren seguir atrapados en su delirio y terca clausura.

    No laboro por cambiar a nadie si no quiere o no encuentra sintonía y verdad en lo que digo, escribo y lucho en aras de desenmascarar los puntos perniciosos que las Religiones inyectaron en la conciencia individual y colectiva de la Humanidad.

     Todos los caminos llegan a Roma, y esta frase hecha enuncia una verdad biológica certera: La de que todo ser vivo está abocado a evolucionar a pro de llegar a ser lo que le es más autentico a su naturaleza de Ser. Esto es, un principio asentado y demostrado científicamente, válido para la entidad individual del hombre como para la colectividad social derivada de él. 

      La necesidad substancial del Hombre es proveer de felicidad su vida. Tras este  objetivo podemos transitar  en esta por senderos directos y acertados e indirectos y equivocados.

   La Humanidad fue conducida por caminos tortuosos y abruptos contrarios al anhelo natural humano de Felicidad y de Amor, deparándonos temor, miedo, sufrimiento, culpa, muerte y dolor sin esperanza de acceder a ese innato deseo aquí en la tierra.

      Por su fruto los conoceréis proclama el mensaje de Cristo; es cierto, por el fruto se conoce la bondad y calidad de la semilla y del árbol ¿En qué ha fructificado la espiritualidad de las Religiones cuando bajo su gobierno tenemos un Mundo inmundo, injusto y cruel regido por las capacidades y valores peores del hombre? 

      Es indudable que les es más rentable y útil a los intereses de ese gobierno proclamar que el hombre es la mala semilla, desde el origen y naturaleza, que admitir su mala labor hortelana.

      Cómo se puede creer en Religiones que interpretan un dios que antes de nacer ya te ha sentenciado. Cómo puedes creer en ese dios que creándote imperfecto te exige perfección. Un dios plenipotenciario y perfecto que concede libertad pero te condena, si haciéndote libre, eliges mal. Esto no es un Dios de Amor, ese es el dios iracundo y vengativo del Antiguo testamento.

      Cambiando la línea de reflexión: Si estamos de acuerdo en que la espiritualidad esta insertada en ti, en mí y en todos, me pregunto: ¿Por qué delegamos esa espiritualidad nuestra en intermediarios externos? ¿Por qué le concedemos y entregamos el poder interno que poseemos?

    Me pregunto ¿Por qué los consideran superiores a ellos tan a ciegas? ¿Es que Dios o Conciencia Suprema creó espiritualidades de primera y segunda división? Me vuelvo a preguntar en conciencia, ¿por qué obran así esos “rebaños”, es que son enanos mentales? ¡No, no lo creo, o al menos no quiero creerlo!     

       Sobre todo esto es sobre lo que vamos a reflexionar a continuación:

     Las Religiones encumbran ídolos de barro en el más amplio sentido de la palabra. Ídolos de barro material que adoran en los altares, templos y en imágenes, pero también ídolos humanos que son ensalzados como mediadores ante el dios que inculcan creer. Tanto una idolatría como la otra, son denunciadas y condenadas por el mismo Jesucristo; Lo pueden verificar en todo momento, más no quieren verlo.

     Los ídolos mediadores ante el dios se pueden encuadrar en dos categorías. Están los que dicen comunicar directa y personalmente con ÉL y los intermediarios que enlazan con la divinidad a través de textos escritos por otros antiguos mediadores, texto a los que han otorgado la excelsa categoría de Libros Sagrados. 

      Mientras tanto sus “ovejas”, qué hasta el término con que les define no engaña, los de uno y otro bando, siguen mansamente a sus “pastores” obviando, acallando y dormitando su propia espiritualidad y conciencia.

      Estos fieles debieran recordar qué, los santos que enaltecen sus altares, los pocos que  realmente alcanzaron ese alto estatus, pues, la mayoría encumbrada de santo no tiene más que el sobrenombre, llegaron a esa cumbre no por mediación de nadie, sino por su propio proceso personal en sintonizar con la espiritualidad y la divinidad. Pongo los ejemplos de Teresa de Jesús o Juan de la Cruz.

      Y es que esos estamentos de la curia eclesiástica son los auténticos inventores y diseñadores de las Religiones con sus interpretaciones personales del Dios,  escasamente  fieles a los mensajes de Jesús y Cristo.

     La misma Biblia ya antes de ser tomado por Libro Sagrado para el pueblo judío, parece ser  copia literal de los libros en tablilla de la cultura precedente del pueblo Sumerio. En la actualidad investigaciones arqueológicas documentadas y serias afirman  echar por tierra veracidad histórica del Antiguo Testamento.

      El mismo cristianismo no es sino una adaptación literal, un plagio, de la mitología religiosa egipcia de Osiris (Horus). De igual forma que fue patrón de culto también de otras religiones anteriores al cristianismo.

     De igual modo el conocimiento histórico y real de Cristo no está nada claro ni se puede demostrar. Hay indicios evidentes de que tal personaje e historia puede haber existido, pero sin nada consistente que lo avale ni le de veracidad.

   Abría que añadir, también, como los que  escribieron sobre Jesús no llegaron tan siquiera a conocerle y lo hicieron en siglos posteriores.

     Propongo  hacer un experimento  que cuestiona la validez de la transmisión oral de la información  a través  del tiempo y de las generaciones. Si contáis una historia a una persona y que esta se la valla contando a otros, cuando esto se haya difundido  a través tan solo de veinte participes la historia será muy distinta a la original.

    Cómo con coherencia y honestidad, sabiendo esto sobre el Antiguo Testamento, o sobre el Nuevo, soporte básico del cristianismo, o la cuestionable historicidad del Cristo ¿Con que argumentos fidedignos pueden los adoradores e idolatras de Biblia y Religiones afirmar la veracidad de sus interpretaciones sin conocer los pormenores del mensaje cristiano?

     Cómo, con tan escaso y dudoso material original, alguien puede defender a capa y espada, no ya sólo la dialéctica que defienden en su sectarismo religioso, sino incluso en guerras en pro de sus diferenciados dioses, dando por cierta “verdades supremas” y pormenores de vida y mensaje, sabiendo que esas supuestas y tardías revelaciones cuajaron en variadas corrientes de cristianismos a veces tan divergentes y siempre enfrentados.

    No entraré en cómo y quién Instituyo la Religión de Cristo (de ello hice un pps) pero si reincido y subrayo que esos Príncipes de la Iglesia, Obispos, Papas y demás Curia fueron los que paulatinamente, merced a sus necesidades puramente mundanas, diseñaron la Religión que les convino para pastorear al rebaño: imponiendo creencias, ordenando y manipulando mandamientos e instalando idolatrías a sangre y fuego siempre que les fuere preciso.

     Y en medio de esa megalomanía se encumbró su máximo ídolo el Papa, como poseedor de la palabra Divina.

    Hoy arqueología e investigación, libre de las persecuciones inquisitoriales, pueden mostrar verdades ocultadas del cristianismo y de la Iglesia. El Poder político fue el máximo anhelo de la Institución, escaso en espiritualidad, inmerso en corruptelas permanentes y perversiones variadas y, desde ese estatus tan poco edificante, forjaron la Religión como instrumento manipulador, no sólo anti cristiano, sino lo que es peor anti espiritual. (Lo que sostengo está refrendado por extensa bibliografía, disponible para las personas que no quieran auto engañarse)

    Como  consecuencia de las corruptelas y desviaciones en su Historia se producen desgarros que propician nuevas Religiones, y en los siglos últimos bajo paradigmas de libertad, cultura y tecnología afloran verdades que hace se desliguen y broten más Religiones o Sectas aún.

    Más lo lamentable y triste de estos alumbramiento y de los surgidos en siglos precedentes es que todos ellos parten de lo edificado por la Iglesia y en consecuencia heredan las principales secuelas y trampas elaboradas por el poder central.

     Tras la ruptura, no pudiendo, ni debiendo mantenerse fieles al “Intermediario con Dios” se aferran a santificar los textos como instrumentos de conexión con lo Supremo. Sostienen con ello, con conciencia o sin ella, la fidelidad a los dudosos textos cristianos, a sus mismas interpretaciones y lo que es peor a las aportaciones propias de la Iglesia Institucional.

   Esto no quita la innegable espiritualidad, bondad y sabiduría que tienen muchos de los textos bíblicos, de la misma forma que otros son claramente censurables por exacerbar y justificar la violencia y el odio, por su integrismo del pueblo elegido o dios exclusivo o su recalcitrante machismo, entre otras muchas cuestiones adversas. Este batiburrillo de intenciones variopintas y contradictorias hace dicho libro indigno de seguirse al pie de la letra.

    Pero con independencia al libro, en la trampa que caen los idolatras de la palabra escrita es el aceptar sin detenerse en profundizar en lo que hay de verdad en las doctrinas católicas de la fe y las creencias, del mismo modo en el excesivo realce y condena de la cuestión sexual como cosa pecaminosa, cuando todos estos asuntos son dogmas desarrollados y promulgados con posterioridad por la Iglesia Católica, no destacándose así ni en la Biblia ni en el Cristo.

   En mi educación infantil católica me chirriaba cuando el come coco espiritual de mi colegio me insuflaba que si un negrito u cualquier otro moría sin ser bautizado iría al purgatorio o al infierno ¡! ¿?.

       Desde esa temprana infancia sentí una atracción y conexión especial con el Cristo, más mi Cristo no tenía mucho que ver con lo que promulgaba la Religión.

     Mi percepción de Cristo emanaba más de los mensajes profundos que resonaban en mi propia conciencia. Ya entonces, un vulgar y sencillo niños supe de lo absurdo de lo que me contaban y pude sentir esa intuición espiritual que me permitía seleccionar la buena de la mala hierba.

         Todos podemos sentir esa voz interior si la dejamos expresarse y oímos al corazón.

      Me pregunto ¿Si hay en ti espíritu por qué entregas tu poder a mediadores de uno u otro signo relegando tu propia sintonía? ¿Por qué no abrirte a la espiritualidad que yace dormida en el fondo de tu corazón? No niegues nada por negar, pero cuestiónalo todo, cuestiona lo que te llegue de fuera.

     Siente si lo que llega de fuera vibra en tu corazón. Todo lo que leas aquí, o todo lo que diga tu mediador tíralo a la basura sino resuena como  autentico  dentro  ti.

      ¡¡ Sé un espíritu libre, y decide cual es la verdad!! Pues la VERDAD es lo único que te hará libre y te acercará a lo que Es. 

      Lo dice tu Biblia, lo dice tu dios.

      Vivir la vida manejados por creencias inscritas en el subconsciente mental es una grave negligencia y error, ya que la vida está regida en el 90 y tantos por ciertos por programas y procesos subconsciente aprehendidos e insertado en la temprana edad de la vida a través de la cultura y de la religión.

       Recapacitemos sobre  mecanismos que  hacen creer y dan poder a las Religiones:

      Desde la sabiduría que expresaba Jesucristo al decir que si tuviésemos fe moveríamos montañas, la ciencia ha ratificado el decisivo y cierto poder mental del pensamiento y de la intención, ello muestra una verdad válida para todos.

      Destaca como bajo el influjo de la fe y la oración, intención y pensamiento positivo al fin y al cabo, en todas las religiones se producen curaciones que se pueden calificar de milagrosas. Esas curaciones y hechos insólitos han sido aprovechados para reafirmar la fe y certeza de sus creencias.

       Si no fuesen esclavos del fanatismo de sus creencias verían que estos prodigiosos se pueden dar bajo diversos credos. Más, rentabiliza más el portento atribuyéndolo a su dios y a la bonanza de su fe  si es a ellos y si lo hacen otros es debido al diablo.

    Así el sectarismo católico, con Lourdes y Fátima, otros con cantos rituales en sus alegres congregaciones espirituales y energéticas, y cada cual a su manera activando la energía mental de la intención y pensamiento positivo logran prodigios para su causa. Conviene matizar que los caso reales son los menos y los montaje  los más.

    Otras propiedades de la energía, también experimentadas científicamente, se ponen en juego al congregarse muchas personas unidas en pensamiento, intención y deseos. Esto actos colectivos dinamizan la creación de un “campo energético” que se carga con las energías  individuales de la fe, la esperanza y las oraciones de los participantes, estableciéndose un campo magnético que aporta equilibrio y armonía a sus integrantes.

    Del mismo modo, con las energías  individuales y colectivas de los fieles los lugares de culto se cargan energéticamente, cuan si fuesen baterías, de vibraciones nobles y elevadas. Todos habremos notado alguna vez como hay lugares que parecen aportarnos buenas sensaciones y otros en cambio nos hacen sentir mal. Las iglesias y templos religiosos en general tienen la carga energética de paz y serenidad, que fue acumulada a lo largo de muchos años y siglos.

    Otros actos de las sectas religiosas inciden de forma notoria creando vinculación y unicidad a sus miembros como son los rituales, liturgias y las variadas ceremonias.

    Del mismo modo, consciente de que lo que se está haciendo y creyendo es compartido por todos sus participes les inhibe y aparta de cuestionar, reflexionar y dudar de su fe.  (Que nadie se sienta ofendido por lo de secta, si no que mire el diccionario)  

         Todos estos aportes pertenecen al ámbito de lo colectivo, veamos a continuación algo  en el ámbito  de lo personal:

     Uno, para mí el más importante, que no comentaré apenas por haberlo desarrollado en otros pps, es como las religiones son las muletas alternativas, sustitutivas de la espiritualidad propia, que dan al individuo el apoyo para sobrellevar las vicisitudes de la vida, ante los temores psicológicos y sufrimiento reales.  Las religiones relegan de buscar el camino a los indolentes y vacíos.

   Otros eslabones que encadenan al devoto a su religión son la cultura, el medio social, el costumbrismo o inclusive la inercia misma.

      Hace falta, mucho valor para afrontar cambios. El cambio es una de las más grande dificultades que afronta el Hombre en su vida. Ello a pesar que cambios como estos redunden en integridad, autenticidad y coherencia en su vida y transcendencia.

       Es evidente que toda religión aporta al feligrés equilibrio y paz interior; pero que responda con la mano en el corazón ¿Esa grata emoción, realmente está asentada en Amor con mayúscula, en el Amor al prójimo como a ti mismo? o está asentado en la esperanza del premio para sí mismo en un cielo más allá.

      Pregúntense los mansos corderos ¿Realmente no estaré contribuyendo al mal, desviando mi mirada del aquí y ahora? ¿No estaré practicando el Amor del fariseo, no tendré la fe del hipócrita? ¿No por esa falsa paz, estaré vendiendo mi conciencia y mi poder a esos administradores de lo humano y de lo divino? ¿No estoy aceptando que reine la injusticia y el dolor que quieran imponer a cambio de que se me exonere de responsabilidad en lo que pasa y me provean de ese equilibrio y esperanza?

                                         ————————————–

           Profetizan las Religiones cristianas la venida de Cristo en el tiempo; muchos auguran que está venida está al caer si no es presente ya.

       Me pregunto si esos profetas, dueños de la sabiduría no estarían anunciando que vendría un día en que los hombres dejarían de ser ovejas de rebaños y prescindirían de los pastores que manipulan su vida y espiritualidad.

        Si reflexionamos en el mensaje de uno sólo de ellos, San Malaquías, que en su profecía sobre los Papas de Roma, presagiaba el fin del reinado Papal y de su Iglesia en los tiempos actuales, y sabiendo que en la época de su vaticinio no existían escisiones de Roma no estaría sabiamente interpretando como llegarían tiempos en que una gran crisis daría al  traste con las Religiones todas. 

      Lo que de hecho pueden estar diciendo estos sabios augures es qué, en el fondo, esa venida no es otra cosa que la liberación del Hombre Oveja, que habilita su propia opción de crecimiento y evolución en llegar a ser Cristo a través de su misma espiritualidad.

       La palabra o concepto “Cristo”, según filosofías y culturas sabias antiquísimas, es un estado al que puede llegar el hombre que ha evolucionado y alcanzado un nivel espiritual muy superior. Ya la concepción gnóstica del cristianismo fundamentaba el proceso personal de Jesús en un cristificar que le llevaría a convertirse en  el Cristo.

   En estos tiempos de crisis y de cambios, que parecen asemejarse al escenarios apocalípticos anunciados, en que las instituciones sociales y políticas depositarias de  nuestra fe y confianza se desmoronan carcomidas por cáncer y aluminosis, qué sin ser enfermedades nuevas si son nueva y alumbradas a nuestra conciencia, que percibe la necesidad del cambio de paradigma.

     Si poder político  y religioso gobernaron juntos bajo el mismo paradigma y el poder político y social caen por ese nefasto paradigma de lo egoico y propio, no es también momento de abandonar a su suerte y no alimentar más a las religiones. Si el nuevo paradigma debe ser el bien común, que no es otra cosa que el amor al prójimo a que esperamos. 

     Y esto no es, como objetarán los equívocos y malévolos mediadores, el ir en contra de nada divino ni transcendente, no es ir en contra del cristiano que tiene un profundo y sabio mensaje espiritual, ni tampoco ser anti Dios, en todo caso lo que si es ir contra los dioses parcelados a capricho.

    Como tampoco es ir contra el religare (ligar, unir) con lo superior, sino abrirse a la comprensión de que esta conexión se puede y se debe establecer desde lo más esencial y real de cada hombre, desde su propia esencia divinidad y espiritual.

  La Ciencia, esa rama del saber en que el hombre puso su mayor confianza ante su praxis experimental, esta corroborando las verdades esenciales que subyacen en la sabiduría autentica que las tradiciones espirituales de siempre anunciaron, y también, la esencia que tienen y son comunes  en todas las Religiones.

     Hay tanta bibliografía escrita y visual a disposición del buscador que lo desee, que me voy a limitar a poner sólo algunos enlaces encontrados de manera aleatoria.

http://www.youtube.com/watch?v=Ei8zv_nmsyw

http://www.youtube.com/watch?v=O8F8kwqLYLI

http://www.youtube.com/watch?v=LY1gwlxEGBo

http://www.youtube.com/watch?v=OWgB87PdUJ0

Si prefieres ver esta entrada en una bonita presentación descarga: RELIGIONES, FANATISMOS Y ESPIRITUALIDAD ¿QUE MENSAJE ENCIERRA LA SEGUNDA VENIDAD DEL CRISTO

Eves

Anuncios
comentarios
  1. […] RELIGIONES, FANATISMOS Y ESPIRITUALIDAD – ¿QUE MENSAJE ENCIERRA LA SEGUNDA VENIDA DE CRI… […]

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s