DESMONTANDO LOS MECANISMOS DEL PODER Y DEL SISTEMA

Publicado: 17/03/2016 en Mecanismos de control
Etiquetas:, , , , , ,

DEVOLVER EL PODER AL PUEBLO (II)

¿Nos hemos preguntado en conciencia “de donde emana el poder” que dirige al Mundo,  a las naciones y que detenta la clase política? ¿No es verdad que debiera surgir del sentir y percibir la realidad de cada hombre y mujer del pueblo? Una pregunta de respuesta fácil en democracia, en la que casi todos estamos de acuerdo al afirmar que debe de ser así; y, en general, se cree que así es como se hace. Algunos opinamos que esto no es cierto, que esto es sólo una falacia aparente; que es cierto en la forma, pero no el fondo. Por lo que restaurar este principio “debiera ser el punto de inicio desde donde poder construir un nuevo proyecto político y futuro social”. Habría que posibilitar que los ciudadanos y cada persona, sea libre y dueño de su propio poder para ejercerlo sin estar condicionado y manejado, ocultamente, por los poderes externos a sí mismo.Dibujo 6

Desde la sensatez más elemental sabemos que disponemos de un poder inalienable que nada ni nadie puede arrebatarnos, ese es el poder interno, que en su estado natural está sano y descontaminado. Más, tristemente, la práctica habitual del que ansía ejercer el poder, lo hace en aras de su propio interés, o en el mejor de los casos, desde su propia percepción de la realidad, se manipula a los otros al objeto de lograr lo que desea. El ser dueño de ti mismo y de tu poder determinará ejercer este desde tu libertad autentica de Ser o, en el caso de estar desinformado y sin cultivar facilitará que seas manipulado y ejercerás tu poder sin libertad y condicionado por lo que es externo a ti mismo y a tu necesidad de ser. Abordaremos más adelante como se nos maneja desde fuera por los mecanismos del Poder.

Ahora voy a centrarme en los principios esenciales de lo que es ser Hombre. Estos valores han sido prostituidos por la degeneración enfermiza que se han impuesto creando un mundo de locura y perdición. Estamos en un orbe tan manipulado y viciado que hemos perdido la sensibilidad de saber y sentir qué es lo que nos reportaría felicidad. Aludía en la primera parte de este artículo a tres valores y principios esenciales que conforman nuestro ser Hombres: la Libertad, la Fraternidad y la Igualdad. Reflexionemos en torno a ello, pero no lo hagamos desde el frío y muerto racionalismo que nos invade, sino hagámoslo desde un estado más humano de ser, desde el corazón.

La Libertad. Esta es algo que nunca podrán quitarnos de nuestra condición de ser y de nuestras vidas, nos podrán hacer vivir bajo las condiciones más ignominiosas y  execrable, nos podrán privar de la libertad física e inclusive podrán quitarnos la vida, más hay algo que jamás podrán quitarnos y destruir en nosotros y es nuestra propia Verdad, nuestro sentir y el anhelo de Libertad. La más mínima libertad es pura utopía en buena parte del mundo en el presente, y en nuestro pretendido justo Mundo Occidental esta libertad es tan extensamente limitada por múltiples condicionantes que está muy lejos de ser algo real y cierto.

La Igualdad. La ciencia, desde hace largo tiempo, corrobora que en el Universo no hay nada que no esté interrelacionado, existe una tupida red o urdimbre que denominan la Matriz o Campo que vincula y une todo entre sí, de forma que, todo lo que acontece en algo afecta al resto, que nada es ajeno y sin interdependencia del Todo. Sin embargo el Hombre, supuestamente el ser más consciente y evolucionado, se comporta peor que el más vil de los animales luchando denodadamente a lo largo de su Historia por todo lo que le distancie, diferencie y separe de sus allegados y congéneres.

La Fraternidad. Este deseo íntimo de ligación y conexión con el otro que se circunscribe al ámbito del corazón y del amor, que todos, por mucho que lo negamos sentir, sabemos cierto, y que yace aprisionado y es la consecuencia más evidente de esa vinculación que nos une al otro y debiera ser el motor de equidad con el otro en el bien común. Estamos inevitablemente vinculados y no podemos ser felices viendo sufrir al otro, sólo la perversión en que nos instalamos nos acarrea emociones y sentimientos contrapuestos que originan temor al otro, que nos conduce a luchar frente a él y sufrir las consecuencias, dando la espalda a nuestro verdadero deseo.

Añado sólo dos preceptos más, de tantos que podría destacar, que están circunscritos en nuestro ADN de forma indeleble como son estos que encuentran sus estatus más satisfactorio y pleno en nuestro ser y sentir: la Paz y el Amor. Son innatos a la naturaleza esencial de ser a los que también damos la espalda. La Paz es la necesidad más esencial para vivir, que en nuestra absurda locura demandamos como argumento para combatir. Hablar del Amor, de lo que realmente es Amor, con mayúscula, no es fácil, pues está tan adulterado que crea equivoco y pudor. El concepto Amor lo hemos reducido a su más baja expresión: Al complemento que tapona carencias propias, a dependencias, a posesividad, a sexualidad y en muchos casos a manipulación del otro. Más el auténtico Amor como la Paz son valores esenciales en el Hombre, son atributos sustanciales que podríamos sentir circunscrito a eso que se suele llamar espiritualidad, concepto que nada tiene que ver con el vilipendiado concepto que maneja la religión al uso para pastorear a las masas y si con la naturaleza misma del Hombre.

Aclaro a continuación el por qué expongo y sacó a colación estos valores y principios, aunque no sin antes subrayar que la realidad que vivimos la creamos todos y cada uno de nosotros con las creencias en las que ponemos nuestra mente y fe, verdad ratificada por la ciencia actual. Continúo, si saque a relucir los valores innatos es para evidenciar que no operamos acorde con las necesidades auténtica de cómo somos, que lo que realmente, se fragua en nuestra mente y con ello en nuestro pensar y obrar, y desde ello en la gobernanza de los pueblos, no está en línea para nada con los que las personas y la Humanidad, toda, necesita y siente ser.

Acaso cree el loco de turno que gobierna que el indígena de tercer mundo, por ejemplo, que ese africano no sería más feliz si dispusiese en su medio de labor agrícola y/o ganadera con que pudiese subsistir sin carencias, y con el derecho efectivo de acceder, según su cualificación y desarrollo personal a crear y desplegar lo que su creatividad innata pudiese tener. Con el derecho y ejercicio de Igualdad, fraternidad y libertad para que todos puedan desarrollar lo que le sea propio ser. Ya que lo esencial a la naturaleza del Hombre que deja de ser el animal loco que es, no es tener sino ser, un ser evolucionado que se interrelaciona en equilibrio, armonía y paz con sus congéneres y con el entorno.

Hago un cambio de tercio para visionar que impide que seamos así. Si somos tan incautos de creer que las novelas de Orwen han pasado a ser una ficción irreal estamos equivocados. Este Sistema en su evolución capitalista ha creado los mecanismos que nos mantienen adormecidos, manipulados y en fuera de juego. En la parte puramente instrumental el mecanismo burocrático es tan complejo que aun algunos, con su mejor intención y deseos, se verían imposibilitados a cambiarlo fácilmente; Se ha implementado un sistema operativo, que cuan robot sin alma, opera con independencia a la responsabilidad de la persona. También es, digno destacar, cómo la política está tan estructurada en jerarquías orgánicas y aparatos de partidos que no sólo impiden llevar a cabo el mandato “propuesto por los partidos” a los ciudadanos y  que en realidad sólo son “corroborados por el pueblo”.

Centrándome en España, que debe ser nuestra labor prioritaria, la historia nuestra ha sido tristemente la historia más nefasta que puede corresponderle tal vez a un pueblo. Solo tres monarcas podrían salvar con cierta dignidad la nota, Los llamados Católicos, Carlos I, más bien V  de Alemania, y su hijo Felipe II. Valiosos como guerreros, conquistadores y forjadores de una nación y un Imperio cuya rentabilidad para España y en particular para el  pueblo fue deprimente e inexistente. Para la aristocracia y nobleza de la nación fue muy bueno, creándose un estatus distintivo de orgullo y soberbia que les mantenía distante del pueblo. No desarrollan, en nada, una burguesía que pueda indirectamente llegar al precisar del pueblo y los caudales de conquistas e imperio se diluye en contiendas, en financiar guerras y en la aristocracia. Los tres lideran el ser los paladines de la Religión más retrógrada de Europa, la católica: su más nefasto legado para España. Los restantes monarcas de este país, ya sean Austrias o Borbones son un cúmulo de incapaces, adúlteros, débiles que inútiles ceden el poder a válidos y arribistas que, o bien se lucran o bien no miran por el pueblo. Sólo tal vez uno pudo estar más cerca del exiguo aprobado, el tercer Carlos. Todo el vodevil que se desarrolló, detrás del más vil de todos ello, propició al finalizar el s. XIX, el emerger de la generación más lúcida de nuestra historia, la del XIX, algo que los reaccionarios no podían consentir y que impulsa, tras ciertos avances, la guerra más sanguinaria y cruel contra su propio pueblo.

Si saco a colación nuestra Historia es porque, enlazando con las propuestas a plantear, la Historia, pero la verdadera Historia debe ser parte de nuestro despertar del manejo que se nos hace; la educación y cultura no debe ser lo que es. Lo que llamamos masa, no conoce la Verdad, ni de la Historia ni de los mecanismos con que se nos hace comulgar cuan si fuésemos dóciles e imberbes, tanto desde y dentro España como desde el Sistema que rige. Enumero algunos:

La Educación fue creada y así se ha mantenido siempre con el único objetivo de proveerse de instrumentos humanos de producción a fin al Sistema. La educación no debiera instrumentalizar a Hombre sino habilitar el emerger de su capacidad innata creativa. La Sanidad que nunca fue a erradicar y sanar el origen de la enfermedad, sino en aliviar y sanar en lo posible su manifestación se ha convertido en un engranaje industrial que independientemente a su eficiencia sería difícil de finiquitar en muchas de las enfermedades.

El cuarto poder, dentro de un mundo en libertad tal vez sea inevitable, más a los ciudadanos habría  que hacerles ver que su información está lastrada por la rentabilidad y tiene intencionalidad que atenaza e inhibe la Verdad.

Se debe enseñar a los ciudadanos a tomar consciencia de cómo las creencias religiosas y el patrioterismo no dejan de ser otra cosa más que instrumentos qué, una vez insertados en sus mentes, les abducen y condiciona su libertad, en beneficio de quienes se las inculcan y de sus intereses.

No digo nada nuevo si afirmo, después de todo lo expuesto más arriba, que muchos de nuestros auténticos valores y principios han sido adulterados y prostituidos por los poderes imperantes. Por ejemplo, uno a vuela pluma: la Justicia en el Mundo es permutada en general por la Caridad.

En cuanto al Sistema mismo: Este sistema se fundamenta en lo comercial y productivo jugando con la escasez en pro de generar ganancias a las élites, en lugar de solventar carencias. Es un sistema económico artificioso creado por el poder y para el poder, inviable y difícil de sostener. Un sistema depredador del medio ambiente que el planeta no puede soportar.

Hay un instrumento tremendamente poderoso que cada vez maneja con mayor soltura, provecho y rentabilidad el Poder: el Miedo. El miedo es lo más inhibidor para la elección libre y la acción y, estamos harto de ver como este se introduce permanentemente en nuestras vidas a través de la caja tonta y los diversos medios de información, cuan si no hubiese nada valioso en el Hombre y en el Mundo.

Cierro esta batería de denuncias haciendo referencia un trabajo publicado por el filósofo y pensador Noam Chomsky en sus “10 estrategia de manipulación mediática” que debiera ser ampliamente difundido y conocido por todos.

………….

Sintetizando mi mensaje y demanda diré que el Poder en la vertiente institucional, la Política debe a través de la Educación, la Cultura y la Información a través de los diversos medios de entes públicos y oficiales centrarse en difundir la Verdad y una Cultura Sana que enlace con las necesidades reales y esenciales de la personas. Fiel a esa base del bien común los otros dos poderes del Estado el legislativo legislar en coherencia y derecho a ello y el ejecutivo hacerlo efectivo.

El subsanar y salir de ese estado de alma (animus, anímico) que contamina y atenaza al Hombre, individual y colectivamente, es el proceso preciso, a llevar a cabo que alumbrará con la Verdad las zonas oscuras de la mente y de la conciencia, Verdades que nos hará Libres y nos Empodera en abrirnos a sentir esa Fraternidad que labore por el Bien común compartiendo Unidos y vinculados en pro de la Igualdad, sin menoscabo de la del otro, pues la igualdad no es cuestión de rasar nada, y si de poder crear y desarrollar todos la innata potencialidad que es deseo más elevado, Unificándonos, también, con el entorno respetuoso que nos rodea. Este proceso es el camino que nos conducirá a una arcadia en que la felicidad anhelada estará presente en la Paz que cristalizada en realidad y en un inspirado estado de lo que es realmente el Amor.

Eves

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s