MECANISMOS QUE NOS MANEJAN: EXTERNO E INTERNOS

Publicado: 17/06/2016 en Mecanismos de control, PRINCIPAL
PRIMERO: MECANISMOS EXTERNOS Y SALIR DE ELLOS

Más el más poderoso mecanismo con que ha contado siempre el Poder para el manejo de sus vasallos fue la incultura, pues un pueblo culto no permite ser manipulado. De esta guisa, los sistemas educativos que se implantaron y fomentaron desde que los estados asumieron formar a sus pueblos se centraron en dotar de obreros y personal cualificado para la creciente demanda de producción industrial emergente desde el s.XIX. Este objetivo educativo y de formación no fue algo propio y afín a una época y necesidad sino que así se ha mantenido siempre fiel a ese objetivo de proveer de personal capacitado para la producción. Objetar que este modelo es un grave error en sí mismo puede no ser comprendido por muchos, imbuidos en tal patrón, más considero que  la educación debiera ser el instrumento que habilite al niño y al Hombre a permitir el emerger y desarrollar la capacidad innata creativa que le son propia a su ser, antes que nada y, de este principio educativo, la creatividad de todo orden inherentes al ser humano sería muy superior. La educación debiera estar al servicio del Hombre, y no el Hombre al servicio de la producción.

Cierro estas críticas reflexiones ofreciéndoles a quienes deseen ampliar más extensamente estos y otros mecanismos el enlace vinculado a mi web, donde lo trato más a fondo:

https://revolucioncuantica.wordpress.com/category/principal/mecanismos-de-control/

A lo largo de la exposición se muestra claro que hay un actor principal y otros que somos secundarios en la obra. Si consciente que el Poder, en sus diversos extractos, es el hacedor principal, nosotros obviamente somos sus cooperadores y el sostén de tal sistema, por ello la respuesta que solucione el desaguisado está también en nuestras manos. Se dice que cuando la hiena no tiene nada que comer se le caen los dientes y, nosotros todos, somos el alimento que da la vida a la alimaña de este infausto modelo, dejemos pues, de darle de comer. Por ello tomemos, consciente de sus mecanismos de manipulación, el liberarnos de su control y démosle a conocer  a nuestros hermanos dormidos para que también despierten.

Lo que nos caracteriza y difiere de otros animales es la “conciencia de ser y existir”. Conciencia que sin consciencia subyace inerme y nos induce a ceder el poder interno innato a otros osados usurpadores que, con conciencia aviesa y enferma, lo toman fomentando diferencias, división y confrontación. Generan estos, con su mal hacer, que revierta en las emociones y en el exaltado ánimo del otro, en sentimientos recónditos adversos como la ira, el rencor y el odio, precursores todos ellos de violencia y conflicto. Bajo este clímax, algo debiera resonar en nuestro interior, si es que alumbramos un mínimo de conciencia y no estamos infectados de su mal. Esos mórbidos locos, y tantos otros adictos afines al mismo mal, que seducidos intentan acallar los gritos ahogados de su consciencia anestesiando a esta en vivencias sensuales de riquezas y posesiones materiales, satisfaciendo los cuerpos en instintos básicos afines a instintos primarios, al objeto que no quepan resquicios en su percepción que filtre lucidez y cordura.

Buena parte también de la masa social occidental, dentro de estadio mejor de este Sistema, anestesiados, seducidos o simplemente acobardados ante lo que acontece callamos y les otorgamos poder para que ellos nos hagan el trabajo sucio, y nos concedan migajas del pastel. Otros dentro de este mismo ámbito, imbuidos de mayor o menor conciencia competirán en la media que, democracias variopintas y regímenes variados, lo permitan, pero gran parte de ellos, instalados en emociones reactivas de rencor y odio al Poder ante las injusticias a que se les somete y, otra muchos, incentivados e instalados en la envidia a la posición deseada. Y es que en el fondo no comprendemos que el problema principal es que este Sistema nos inculcó un paradigma erróneo y perverso, el de lo mío frente a lo tuyo, lo que nos separa en lugar de lo que nos une; el bien privado contra el bien común, y así, bajos estos vientos campea ufana y victoriosa la infelicidad, el estrés y el dolor en toda la Humanidad, como fruto afín a tal semilla, inhibiendo la manifestación de paz amor y felicidad coherente a la innata naturaleza de nuestro Ser.

¡Qué magnífica la potestad y poderío que ha llegado a alcanzar el Hombre en diversas áreas del saber, tecnología, investigación, astronomía, ciencia, etc.! ¡¡Qué capacidad divina subyace en el Hombre!! Tristemente solo para dominar el medio, la materia y todo cuanto es externo a nosotros, poderosos Superhombres en cuanto a lo que nos es externo, pero insignificantemente pequeños, microscópicos, en ser dueños de sí mismos, en poder interno, en domeñar los demonios que pululan febriles en la mente.

Relega y olvida, si lo deseas, al prostituido concepto de “Dios” que hemos manejado a capricho, deja a un lado conceptos como “espiritualidad y trascendencia”, si tambien lo quieres hacer, ya que el mal hacer de los poderes tergiversó esta realidad y piensa tan sólo que lejos nos queda el sabio adagio de “conócete a ti mismo”. Pregúntate qué sabiduría hay en la cultura de hoy. Indaga cómo si lo que nos hace superiores a los animales es la “conciencia”, cómo es que esta es la gran desconocida e ignorada, como es que la conciencia subconsciente y la personalidad egoica es la que rige la vida, todo ello es una conciencia sin consciencia. Este debe ser el punto que nos abra a dar el salto cuántico adecuado para salvaguardar y hacer crecer a la Humanidad: la conciencia consciente y despierta, lo que en realidad eres.

Fin de la esta parte externa a nosotros.

Eves

Anuncios
comentarios
  1. Ana dice:

    Creo yo….humildemente ! que con estar despiertos nosotros ya sería un triunfo ! Todo ser, como libre que es…también es libre de vivir sus experiencias, aquellas por las cuales está aquí. No podemos empujar a nadie para que actúe como nosotros creemos que seria lo mejor ( nuestro punto de vista es nuestro) actuemos nosotros como pensamos, creemos y decimos….y será contagiado a los demás seres que nos rodean. Yo trato de hacerlo, y, vive Dios que es difícil no salirse de la linde….con nosotros ya tenemos un gran trabajo.!

    Me gusta

    • evesreves dice:

      Esta es una interpretación que cuestiona mi trabajo en este blog.Dice con sabiduría una de las lecciones de un Curso de Milagros “en tu indefensión radica tu seguridad”. Voy en la medida de lo posible a aplicarlo en mi respuesta.
      Todos manifestamos y expresamos nuestras interpretaciones de la realidad y de la ilusión cuando escribimos en un medio de acceso público, como es Facebook, no somos anacoretas, ni habitamos una cueva esperando la iluminación.
      Entrar, sopesar, valorar, convencerse o no y descartar es una decisión y elección personal que todos podemos hacer en cualquier momento. Si alguien siente que vibra en sintonía con lo que expresa en esta web, o tu misma en tu Facebook, estará encantado, cogerá lo que quiera de valor de ti y rechazará, o se ira si no vibra en la onda en que estás tú.
      Decía Jesús el Cristo “La Verdad o hará libre”; Todos expresamos nuestra verdades, lo que tal vez es problemático es abocar nuestra verdad a otras verdades, para así dilucidar cuál es verdad mejor.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s